9 de noviembre de 2014

"ALMOND AND ORANGE COOKIES" (brush embroidery)


Con la entrada del Otoño comienza una época del año que me encanta. Y no penséis que lo digo por el tiempo... Claro que me encanta el verano!... Pero gastronómicamente es mi etapa favorita del año. Es ahora cuando más me apetece meterme en la cocina en mi tiempo libre y empezar a hornear o hacer mermeladas y conservas, empezar a poder disfrutar de las frutas y postres típicos de la estación; además, el otoño siempre me ha parecido que es como la estación del año más adecuada para empezar a hacer galletas a diestro siniestro. Que es una tontería, porque podemos atiborrarnos de galletas todo el año, faltaría más!... Pero como empieza a acercarse la Navidad empiezo a pensar en diseños de galletas todo el tiempo: cúantas voy a hacer, para quiénes, cúando las voy a regalar y cómo. Siempre digo que el mundo de las galletas es algo en lo que empiezas tímidamente a hacer tus pinitos y experimentos y te acaba absorbiendo de una manera terrible. En cuanto empiezas a ver tus avances y empiezas a descubrir trucos y le coges el tranquillo, aquello se convierte en un no parar... Pasas horas viendo vídeos, fotos, diseños, planeando e imaginando cúales serán las siguientes galletas que te vas a poner a hacer. Y lleva su tiempo hacerlas... Pues sí!... Pero que merece la pena... Pues sí!... Y que están buenísimas y que la gente alucina cuando se las regalas... Pues también!... Así que el tiempo invertido en hacer unas buenas galletas decoradas siempre merece la pena porque la satisfacción es enorme. Y, sinceramente, muchas veces nos complicamos en vano pensando que cuantos más colores tenga la galleta o más complicada sea de hacer, será mejor o más bonita... Pues no... Puedo deciros que llevo unos cuantos kilos de galletas horneadas y decoradas y que los mejores resultados que he obtenido es elaborando unas galletas sencillas y armónicas. Nada más. Eso es todo lo que necesita una galleta para ser un tesoro a la vista y al paladar. Así que estas preciosidades son las primeras galletas que me ha inspirado el Otoño y con unos sabores que a todo el mundo le encantan: una galleta de naranja y una glasa de almendra. 


- INGREDIENTES: (para las galletas)
  • 125 gr de mantequilla en pomada
  • 125 gr de azúcar glass tamizada
  • 2 yemas de huevo
  • 300 gr de harina tamizada
  • La ralladura de una naranja
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 1 pellizco de sal
  • 1/4 de cucharadita de canela en polvo
- PARA LA GLASA:
  • 1 cucharada de albúmina en polvo
  • 60 gr de agua
  • 500 gr de azúcar glass
  • 1/4 de cucharadita de extracto de almendra

 - ELABORACIÓN:
  • En un bol poned la mantequilla en pomada y el azúcar glass tamizado y mezclad bien hasta obtener una pasta cremosa y blanquecina.
  • Añadid el resto de ingredientes excepto la harina y mezclad todo bien hasta que se integre todo y volvaís a obtener una pasta cremosa.
  • Echad ahora la harina y comenzad a mezclar hasta que empieze a despegarse la masa del bol y podaís ponerla encima de una superficie.
  • Mezclad bien la masa añadiendo un poco de harina más si fuera necesario hasta obtener una masa lisa y quebradiza.
  • Extirad la masa en una lámina de medio centímetro de grosor colocándola entre dos papeles de hornear y ayudándoos con el rodillo de amasar, si no no podréis estirarla.
  • Meted la masa estirada en una bandeja en la nevera durante unos 20 minutos. Poned el horno a calentar a 160 grados.
  • Sacad la masa de la nevera y cortad vuestras galletas. Ponedlas en una placa de horno y horneadlas 10 minutos. Sacadlas y dejadlas enfriar en la bandeja 5 minutos antes de ponerlas a enfriar sobre una rejilla. 
Por supuesto, deben estar completamente frías antes de decorarlas. Para hacer la glasa:
  • En el bol de la batidora colocad la albúmina en polvo que previamente habréis puesto a hidratar con el agua. Batid ligeramente hasta que empieze a espumar.
  • Poned el accesorio de la pala, y comenzad a batir a velocidad baja mientras agregáis el azúcar glass.
  • Batid a baja velocidad durante 5 minutos. Agregad el extracto de almendra y batid otros 5 minutos a baja velocidad hasta obtener la glasa.
Para decorarlas ya sabéis como va... Yo he utilizado 15 Seconds Icing para el fondo, coloreado en gris; una vez secas, he utilizado en mismo icing pero en rosa para el dibujo en Brush Embroidery y 20 Seconds Icing en rosa también para hacer el borde de las galletas con una boquilla de estrella pequeña. 

7 de abril de 2013

"CHOCOLATE AND WALNUT CUPCAKES"

Hacía tiempo que no horneaba cupcakes y me apetecía hacer alguna receta clásica, que son mis favoritas, las que más me gustan. Así que al final me decidí por un clásico de esos que nunca fallan: nueces, chocolate y café. Si juntamos los tres en un cupcake... Espectacular!!!



- INGREDIENTES:
  • 80 GR. DE MANTEQUILLA A TEMPERATURA AMBIENTE
  • 200 GR. DE AZÚCAR
  • 1 HUEVO
  • 200 GR. DE HARINA
  • 50 GR. DE CACAO EN POLVO
  • 1 CUCHARADITA DE LEVADURA EN POLVO
  • 1 PELLIZCO DE SAL
  • 100 ML. DE LECHE ENTERA
  • 50 ML DE CAFÉ SOLO
  • 1 CUCHARADITA DE EXTRACTO DE VAINILLA
  • 150 GR DE NUECES TROCEADAS

- PARA EL BUTTERCREAM DE CAFÉ:
  • 250 GR. DE AZÚCAR GLASS TAMIZADA
  • 125 GR. DE MANTEQUILLA
  • 50 ML. DE LECHE
  • 1 CUCHARADITA DE CAFÉ SOLUBLE
  • 1 CUCHARADITA DE EXTRACTO DE VAINILLA  

 

- ELABORACIÓN:
  • BATIMOS LA MANTEQUILLA A TEMPERATURA AMBIENTE CON EL AZÚCAR HASTA CONSEGUIR UNA CREMA.
  • AÑADIMOS EL HUEVO Y CONTINUAMOS BATIENDO PARA QUE SE INTEGRE CORRECTAMENTE.
  • EN UN BOL TAMIZAMOS LA HARINA JUNTO CON EL CACAO Y LE AÑADIMOS LA SAL Y LA LEVADURA EN POLVO.
  • EN UNA JARRITA MEZCLAMOS LA LECHE CON EL CAFÉ Y LA VAINILLA.
  • AÑADIMOS LOS INGREDIENTES SECOS Y BATIMOS MIENTRAS AÑADIMOS LOS LÍQUIDOS EN DOS VECES PARA QUE SE VAYA MEZCLANDO TODO BIEN Y NO HAYA GRUMOS.
  • AÑADIMOS LAS NUECES TROCEADAS Y REMOVEMOS CON UNA ESPÁTULA PARA MEZCLARLAS BIEN CON LA MASA.
  • RELLENAMOS LAS CÁPSULAS DE LOS CUPCAKES HASTA 2/3 DE SU CAPACIDAD Y LOS METEMOS A HORNO PRECALENTADO A 180º (160º SI EL HORNO ES DE AIRE) DURANTE 20 Ó 25 MINUTOS. COMPROBAD LA COCCIÓN CON UN PALILLO.
  • PARA EL BUTTERCREAM, ECHAD TODOS LOS INGREDIENTES EN LA BATIDORA Y BATID DURANTE 5 MINUTOS PARA QUE TODO SE INTEGRE Y QUEDE BIEN CREMOSO. LUEGO METED EL BUTTERCREAM EN UNA MANGA PASTELERA Y DECORADLOS A VUESTRO GUSTO.


 - VARIACIONES:
  • PODÉIS AÑADIRLES UNAS NUECES PICADAS POR ENCIMA!!
  • PODÉIS HACER UN TOFFE O DULCE DE LECHE Y ECHARLES UNA CUCHARADITA (UNA VEZ QUE SE HAYA ENFRIADO)!!
  • TAMBIÉN PODÉIS ESPOLVOREARLOS CON CACAO!!

6 de febrero de 2013

"MINI UPSIDE DOWN PINEAPPLE CAKES"

Muchas veces, cuando pensamos en una tarta, pensamos en un cake de varios pisos, con muchas capas de relleno, cubierto de buttercream de colores o de fondant y decorado con guirnaldas de flores y glasa... Pero a veces, no hay tiempo o nos falta alguno de los ingredientes. Esta es una de esas recetas fáciles, sencillas y muy ricas que puede prepararse en el mismo tiempo que tardarías en hacer unos cupcakes y con ingredientes sencillos y queda genial como postre para servirlo de manera individual. Mi consejo es que lo acompañéis con un poco de nata montada o una bola de helado y entonces, será genial!!!...


-ELABORACIÓN:
  • Para hacer el caramelo que irá en el fondo de los moldes derretid el azúcar moreno en un cazo con la mantequilla removiendo bien. Debe estar caliente pero no debéis dejar que haga burbujas porque eso indicaría que está caramelizandose el azúcar. 
  • Untad los moldes con mantequilla y luego verted el caramelo repartiéndolo entre todos los fondos. 
  • Colocad una rodaja de piña en cada huevo y colocad una guinda en el agujerito central de la rodaja de piña.
  • En un bol mezclad la harina con la levadura y la sal y removedlo bien. 
  • En otro bol batid la mantequilla con el azúcar hasta que obtener un buen punto de crema. 
  • Luego id añadiendo los dos huevos uno a uno y batiendo bien después de cada adición. 
  • Después añadid la mezcla de ingredientes secos en 3 veces intercalándola con la leche (ya sabéis: secos, leche, secos, resto de la leche, resto de los secos). 
  • Verted la mezcla dividiéndola entre los fondos del molde y horneadlo unos 30 minutos a 180 grados controlando la cocción con un palillo hasta que salga seco. 
  • Dejadlos templar un poco y volteadlos con cuidado. Para no correr riesgos podéis poner un disco de papel de hornear en los fondos del molde y así os aseguráis que no se os queden pegados por culpa del caramelo.